Buscar en este blog

jueves, 10 de mayo de 2018

Diario de viaje capitulo 5: Volver a tener abuela

Salí de Nueva Galia  carnaval y cervezas
con el dato de que los tíos de un amigo de la infancia vivían en Unión y que en mi paso por la ruta 188  podrían darme una mano, realmente no sabia qué me esperaba, ya que el día había amanecido con las 2 ruedas pinchadas, pero siendo un “mitad del vaso llenista” de la primera hora, tenia que reconocer que fue antes de salir, en una estación de servicio y compartiendo mates con el playero (un chico muy buena onda que me contaba acerca de sus proyectos) y con Hugo un empresario ganadero  que le gustaban los viajes, las aventuras y expresaba  su admiración por mi viaje

Debo  reconocer que se paso rápido el arreglo de las ruedas
Así que con las 2 cámaras listas, salimos otra vez a la ruta
el viento a favor nos llevo a 30 km/h la bici estaba rabiosa, yo me sentía en el Tour de France
Antes de salir un paisano me advirtió que se venia una tormenta de Gral. Alvear hacia donde estábamos, por lo que la motivación sobraba para meterle caña al pedal
Lo que no tenia en cuenta era que el viento iba a a cambiar en mi contra y que la subidas iban a decir presente!
Por lo que fue bastante dura esa combinación
Solo quedaba bajar la cabeza, agarrarse fuerte, apretar los dientes y seguir
Agradecí a los autos que pasaban y me tocaban bocina en señal de aliento
“Dale papa metele” “fuerza” “vamos carajo” repetía una y otra vez cuando me dolían las piernas y el cuerpo quería parar
Y así arribe a Unión
Entre al pueblo y le pregunte a un señora
Disculpe
¿La casa de Otto Chiquito?
Siga  3 cuadras y doble a la derecha frente  a la cancha de fútbol
Hacia frío para esa hora de la tarde y había lloviznado
Al golpear pensando si me dejarían acampar en su patio, un señor mayor abre la puerta , me mira y me dice
Llegaste!!
Pasa Mijo que tomamos unos verdes
Estas helado expreso al saludarme y agarrarme el brazo
Adentro esperaba Juana, que apenas me vio me dijo
Sientece y coma masitas
Sentir el calor en el pecho gracias a los mates y como se iba llenando mi panza de galletitas luego del frío de la ruta
Era  una sensación por demás satisfactoria
Al rato mis manos y y mis cachetes ya tenían la temperatura habitual
Y antes de que preguntar si podía acampar
Juana me dijo

Ahí tiene la pieza donde puede  dormir
Lo que siguió en esos 2 días de mi estadía con ellos fueron:
Mates, comidas caseras, chistes, hablar de como era el pueblo hace 50 años
Acompañar a Otto al hospital para que le realicen un tratamiento por una infección en sus pies Cocinarles pizza y explicarle a Juana la forma sencilla para hacerla
Mirar novelas turcas (todas las que había ja)
Y hasta reírnos con los Simpson
Volví a mi infancia cuando me divertía con mi abuela Paula viéndola como ellla se descostillaba de risa mirando El Chavo
Acompañar a Juana a hacer las compras me llevo a mi abuela Celia cuando de camino a la verdulería de la calle Venezuela en Isidro Casanova jugábamos a la Quiniela
“El 72 que lindo numero”
Y yo no comprendía en que se diferenciaban los números lindos de los feos, a menos que el que jugara hubiera salido
Y con Riverito de fondo (el señor que relataba la quiniela por la radio)
Celia exclamaba “No juego mas”
Y a la noche apostaba al chinchón con las amigas en lo que fueron para mi las madres del Pokerstars claramente (quizás si les mando un mail a los del póker pueda cobrar regalías y todo)
En ese sueño viví 2 días maravillosos en donde el “quedate lo que quieras” con unas mirada tierna apretaban mi corazón y humedecían mis ojos
Sabia que no iba a volver a verlos otra vez, pedalearía rumbo a otro destino pronto y así sucesivamente...
Pero de algo estoy seguro

Una parte de mi vivirá en Unión
Y el “sentate nene, acá tenés el mate” viajara conmigo siempre
Y sonara  cada mañana como una dulce canción.  





6 comentarios:

  1. Hola! Soy de buenos Aires, Morón zona oeste! Acabo de ver la noticia de tu viaje por face y me metí a chusmear! Me emociono y se me pone piel de gallina con cada recuerdo que Tenes! A meterle pata! Sos un genio sin dudas!!! Existos desde buenos aires!!!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Aixa, ante todo muchas gracias por tomarte el tiempo de escribirme, es una alegría enorme para mi que llegue lo que intento transmitir y que eso movilice a otra persona, el viaje es increíble en todo sentido y te conecta con muchas cosas
      Gracias por el aguante y cualquier pregunta o comentario ya sabes donde encontrarme
      Abrazo grande!

      Eliminar
    2. Hola Andrés! Como va ese viaje? Espero que bien!!! No dejes de escribir tus bitácoras que estoy intrigada por seguir leyendo tu viaje! Y con sangran duda de por donde andarás ahora!
      Besos!!

      Eliminar
    3. Hola Aixa estoy en Cafayate Salta, gracias por el aguante, vengo atrasado con las bitacoras pero estoy en eso, si usas facebook o instagram ahi publico a diario fotos de donde estoy en El rulo rodante y en el mio
      Un beso grande, vos también viajas o te gustaría hacerlo?

      Eliminar
  2. Hola Andres!! muy emocionante la experiencia con Juana y Otto!!!
    Cuanto Amoorrr!!!
    Te Mando mis mejores y mayores energías!!
    Abrazo gigante!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Martin, la verdad que fue un regreso a mi infancia y mi adolescencia, es increible como la mente nos lleva de viaje a rincones inesperados
      Abrazo grande y gracias!

      Eliminar

Gracias por comentar en elrulorodante.com.ar